La llegada del monoplato al mundo del ciclismo de montaña revolucionó el concepto de la transmisión en las mountain bikes. Algunos riders apuntaron hacia el fenómeno de la moda temporal, mientras que otros apostaron firmemente por los beneficios de un plato único para la bicicleta. Por ello, desde Bpart Components, como especialistas en el sector del ciclismo, queremos contaros las tres grandes ventajas que supone una transmisión monoplato MTB por si todavía no la has probado y estás pensando en cambiar los platos de tu bicicleta MTB.

1 > Simplicidad:

El monoplato, a diferencia del uso de las transmisiones con 2 o 3 platos, destaca por la facilidad y comodidad en su utilización. Como resultado de la simplicidad de uso, solamente vas a tener que pensar en subir o bajar piñones y podrás olvidarte por completo de ir cambiando el plato en función de las exigencias.

2 > Bajada de peso:

Al eliminar varios componentes, conseguirás reducir el peso de tu bici, mejorando con ello tu rendimiento sobre los pedales. Con el monoplato se suprimen otros elementos, tales como el desviador, pulsador de cambio, un segundo plato, cable y fundas y, como resultado la bicicleta es mucho más ligera. Está cuestión no es baladí, ya que cuando la cuesta se hace más inclinada, una reducción del peso viene como agua de mayo.

Con la transmisión monoplato a diferencia de las de dos o tres platos, hay menos opciones de desarrollo ya que solamente puedes usar hasta 12 velocidades MTB, mientras que en el resto hay hasta 30 combinaciones entre platos y coronas. En un principio, este dato puede resultar contraproducente, pero nada más lejos de la realidad. Con tantas combinaciones, hay desarrollos que se solapan, mientras que en las transmisiones monoplato todas las velocidades existentes son óptimas para utilizar en función del lugar por el que pedalees. Con esta opción los desarrollos son únicos.

3 > Mejora en el mantenimiento

Por otro lado, al no tener que ir cambiando las transmisiones y adaptarte al terreno, con la transmisión monoplato para MTB el riesgo a que la cadena se salga es prácticamente nulo. Este tipo de platos utilizan un diseño que combina dientes anchos y estrechos, lo cual favorece a que la cadena se acople mejor y engrane perfectamente. Además, al reducir componentes, el mantenimiento de la bici es mucho más fácil ya que tienes que estar menos pendiente de cada pieza.

Así que, querido Jabato, ya sabes las principales ventajas que tiene utilizar la transmisión monoplato MTB. Aunque, recuerda que todo depende de lo que estés buscando al salir a pedalear. Como siempre… ¡Tú decides!